Home » General, Home, Misión Interal

Renacimiento de una revista

20 February 2018 Sin Comentarios

El tiempo en que se publicó el primer número de la revista trimestral Misión correspondiente a marzo/junio de 1982 no era el tiempo más oportuno para iniciar una nueva revista cristiana. Justamente muy poco antes se había dejado de publicar Eternity (una de las revistas evangélicas de mayor difusión en los Estados Unidos) debido a serios problemas financieros. Al parecer, la advertencia que una persona conocedora del tema me hizo al escucharme hablar acerca del proyecto de la nueva revista tenía muy buena base: “¿Una nueva revista? ¡Hay varias que están desapareciendo por problemas financieros!” Poco antes del cierre de Eternity, su director William J. Petersen y sus colaboradores se habían esforzado por solucionar el problema financiero apelando especialmente a sus lectores regulares. Poco después del momento en que aparecieron los primeros resultados de tal esfuerzo, Peterson escribió: “Por supuesto, hay una alternativa más, que varias publicaciones religiosas tal vez tengan que considerar: el cierre definitivo”. Y esa fue la alternativa que él y los miembros de su equipo tuvieron que adoptar a regañadientes.

A pesar de esta dura experiencia y de la advertencia derivada de ella, la revista Misión se inició a comienzos de la década de 1980 como una “revista internacional de orientación cristiana”, “con la esperanza de cumplir un ministerio fructífero por muchos años”. Mis colaboradores más cercanos (Mervin Breneman, Pablo Deiros, Víctor Griffiths, Eduardo Ramírez y Norberto Saracco, que conformaban la primera Comisión Editorial) y yo no subestimamos los problemas, ni los financieros ni los de otro tipo, pero estábamos convencidos de la necesidad de una revista con las características de Misión y del apoyo que los lectores nos brindarían al familiarizarse con ella. Sabíamos bien que se trataba de una aventura, pero una aventura de fe al servicio del discipulado cristiano y la misión integral, que es la misión del Trino Dios, y que como tal contaría con su bendición.

En efecto, a lo largo de los veinte años (1982-2002) de su existencia, la misión integral fue el foco principal de la revista. Casi todos los miembros de su Junta de Redacción eran miembros de la Fraternidad Teológica Latinoamericana (FTL) que, desde su formación en 1970, adoptó ese tema como el centro de su reflexión. No es exagerado afirmar que la revista Misión se constituyó (junto con el Boletín Teológico de la FTL, mientras éste se publicó) en el medio que Dios usó para fomentar en el pueblo evangélico el concepto bíblico de la misión cristiana: un concepto centrado en hacer discípulos que aprendan a obedecer todo lo que Cristo enseñó a sus seguidores, sin separar el decir de la proclamación oral, del ser del estilo de vida que manifiesta el amor a Dios sobre todas las cosas, ni del hacer de buenas obras que hagan visible el amor al prójimo como a uno mismo.

Para cumplir ciertas exigencias legales en Colombia, donde se imprimía, con el primer número de 1992 (con el que inició su segunda década) la revista Misión pasó a llamarse Iglesia y Misión, sin que esto implicara ningún cambio sustancial. Auspiciada por la Fundación Kairós, de Buenos Aires, Argentina, se constituyó en uno de los ministerios de esta ONG, que ya entonces tenía un alcance a toda América Latina y era apoyada en ese tiempo por la (ahora desaparecida) Misión Latinoamericana, pero para la publicación durante la primera década (y en ciertos casos también posteriormente) contó con la colaboración regular de autores de prácticamente toda América Latina. Entre ellos se contaban varios que con el tiempo ganarían el reconocimiento como miembros de toda una generación de autores evangélicos latinoamericanos que se esforzaron, y en ciertos casos siguen esforzándose, por contextualizar el mensaje bíblico en nuestro continente. Entre ellos se destacaron Orlando Costas, Justo González, Plutarco Bonilla, Samuel Escobar, Jorge Atiencia, Jorge Maldonado, Juan Stam y Elsa Romanenghi de Powell. Posteriormente se añadirían otros colaboradores tales como Jorge Chao, Dayton Roberts, Marco Antonio Ramos, Mauricio Chenlo, Tomás Makey, Rubén Paredes y Ricardo Zandrino.

En realidad, la lista de autores, casi todos ellos latinoamericanos, que colaboraron con sus escritos a lo largo de los años es impresionante. Sin ser exhaustiva, da una idea del riquísimo contenido de la revista Misión/Iglesia y Misión que se fue coleccionando en los 79 números que se imprimieron y los 5 últimos números que aparecieron por internet a lo largo de los años durante los cuales se publicó.

La verdad es que el periodo (1982-2002) en que se publicó la revista fue mucho más largo del que la advertencia mencionada al comienzo de este artículo nos permitía prever. Atribuímos esto a la gracia (el amor inmerecido) de Dios que no solo proveyó las finanzas para alcanzar una impresionante circulación de 8000 ejemplares impresos, sino también algo tal vez aún más impresionante: la calidad del contenido de los artículos que haría que éstos, en su gran mayoría, mantuvieran su vigencia hasta el día de hoy. Tomando esto en cuenta, nos alegra poner a disposición del público en general, y de los amigos de Kairós en particular toda la colección de esta revista en tandas de diez. No desconocemos los profundos cambios culturales que se han dado y siguen dándose a lo largo de los años desde que la revista dejó de publicarse en 2002. Sin embargo, esperamos que estos materiales sirvan como una suerte de renacimiento de una revista que se haga realidad en el pensamiento y la vida de personas, iglesias y entidades cristianas que crean en la urgente necesidad de la renovación continua del compromiso con la misión del trino Dios revelado en Jesucristo y activo hoy por medio del Espíritu.

C. René Padilla

REVISTAS MISIÓN CLIC AQUÍ

 

Deje sus comentarios!

Agregue su comentario, otrackback desde su sitio. Tambien puede hacerlo subscribe to these comments vía RSS.

Sea amable y respetuoso. Aténgase a la temática. No haga spam.

Puede usar estas palabras clave:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.


Warning: include(): http:// wrapper is disabled in the server configuration by allow_url_include=0 in /home/kairos/public_html/blog/wp-content/themes/arthemia-wp/arthemia/footer.php on line 36

Warning: include(http://www.kairos.org.ar/analytics.php): failed to open stream: no suitable wrapper could be found in /home/kairos/public_html/blog/wp-content/themes/arthemia-wp/arthemia/footer.php on line 36

Warning: include(): Failed opening 'http://www.kairos.org.ar/analytics.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/lib/php') in /home/kairos/public_html/blog/wp-content/themes/arthemia-wp/arthemia/footer.php on line 36